Una bendición cargada de esperanza

0
641
El Nazareno, una de las imágenes más veneradas de la Semana Santa linarense, realiza la tradicional bendición a la ciudad en el interior de San Francisco

No fue ni la madrugá ni el Viernes Santo deseado, pero, pese a las mascarillas y al aforo limitado en los templos, ha sido mucho mejor que el confinamiento de hace un año.

El fervor popular, singular en cada alma que clava sus confidencias en el Señor, ha esparcido, desde San Francisco a cada corazón linarense, los símbolos genuinos y las sensaciones inimitables de la bendición del Nazareno, una de las imágenes más veneradas de la Semana Santa de Linares.

La tradicional bendición se ha celebrado en el interior de la sede canónica de la cofradía en un momento histórico, con el sonido de fondo del Tercio de Trompeteros, los vivas al Nazareno, María Santísima del Mayor Dolor, San Juan Evangelista y, por su puesto, Linares.

El acto ha concluido con una cerrada ovación de los representantes de la hermandad y los fieles que han podido ver al Nazareno bajo estrictas medidas de seguridad debido a la pandemia.

La bendición de este año ha estado cargada de emoción y esperanza y dedicada especialmente a «los enfermos para que pronto sanen».

La Semana Santa de Linares se está viviendo este año de forma intensa en el interior de los templos desde los que los que las diferentes hermandades y cofradías realizan sus actos de fe y veneran a sus imágenes.

Foto y vídeo: Hermandad del Nazareno/Salvador Soriano

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí