Tres detenidos en una reyerta en Linares que deja dos heridos, uno de ellos en el hospital

Los arrestados, que se encuentran en Comisaría, cuentan con antecedentes, y no es la primera vez que se producen peleas en la zona, según denuncian los vecinos

Linares vuelve a ser protagonista de un triste suceso relacionado con el ocio nocturno. Tres jóvenes han sido detenidos por la Policía Nacional por participar en una reyerta multitudinaria a solo unos metros de una conocida discoteca de la localidad, según ha podido saber El Observador de fuentes bien informadas.

Los hechos ocurrieron sobre las siete de la mañana de este sábado en la calle Jerez, altura del número 4. Varios vecinos llamaron al servicio de Emergencias Sanitarias del 112 Andalucía para alertar de la tangana, en la que había entre diez y quince de personas.

Al llegar la patrullas, constataron que uno de los implicados en la pelea, cuyo origen se desconoce, estaba sangrando a causa de los cortes provocados, presuntamente, con una botella de cristal, mientras que otro presentaba heridas de carácter leve.

Heridas en rostro y cuello

De inmediato, los agentes de la Policía Nacional procedieron a identificar a los participantes, mientras una ambulancia trasladaba al herido más grave al Hospital San Agustín. Este, según el parte médico, al que ha tenido acceso este periódico, presenta cuatro lesiones en brazo, rostro y cuello, una de ellas a dos centímetros de la yugular.

La Policía Nacional detuvo en el lugar de los hechos a tres jóvenes, todos ellos con antecedentes, que fueron conducidos a dependencias policiales, donde se encuentran en estos momentos a la espera de pasar a disposición judicial acusados de un presunto delito de lesiones.

Durante la reyerta se intercambiaron golpes y se lanzaron objetos. Además, uno de los arrestados portaba un cuchillo que no llegó a emplear.

El operativo fue realizado por agentes de la Policía Nacional, ya que la Local se personó cuando ya estaba todo concluido.

Los vecinos están hartos

No es la primera vez que las fuerzas de orden público se ven obligadas a intervenir en este punto de la ciudad. «Gritos, peleas, vómitos y orina, suciedad y golpes todos de los fines de semana», denuncia una mujer a El Observador. «Y el Ayuntamiento mira para otro lado», lamenta.

Los residentes consultados por este periódico dicen estar hartos de que su zona sea un foco de problemas e inseguridad y reclaman a la Administración local que tome de una vez por todas cartas en el asunto. «No hay derecho a que vivamos con esta intranquilidad», señala otro vecino.

Este suceso se produce solo una semana después de que la Junta de Andalucía permitiera a bares, restaurantes, locales de copas y discotecas poder abrir como lo hacían antes de la pandemia con la limitación de las ordenanzas municipales.

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

spot_img

Artículos Relacionados

Síguenos en Redes Sociales

2,300FansLike
21SeguidoresSeguir
1,110SuscriptoresSuscribirte

Últimas Publicaciones