Reportaje | Un techo de oportunidades para la Estación Linares-Baeza

Una familia de la pedanía dona una casa al Ayuntamiento que transformará en un edificio de usos múltiples para jóvenes y colectivos

Hace tiempo que nadie habita en el número 34 del Paseo de la Estación de Linares-Baeza. Se nota a simple vista por el estado general del inmueble. Es propiedad de dos hermanos que residen fuera de la Entidad Autónoma Local y que lo recibieron en herencia de unas tías suyas.

Transcurridos los años, no pueden atenderla como merece y, por eso, han decidido que lo mejor es que pase a manos del Ayuntamiento para que este le dé un uso apropiado. Así que hablaron con la alcaldesa, Mariola Aranda, para ofrecerle la cesión de la casa.

En un principio, fue una sorpresa para la regidora porque no todos los días una Administración recibe una donación de este tamaño.

Tras los informes favorables de Secretaría y los servicios técnicos, por la cabeza de Mariola Aranda pasaron varias ideas y la mejor opción era tirarla abajo y construir en el terreno un edificio de usos múltiples con «grandes salones» para que se puedan reunir las asociaciones, organizar talleres, cursos y otro tipo de eventos y para que los jóvenes dispongan de un espacio propio.

«No sabemos cómo agradecérselo a la familia», comenta la alcaldesa una vez emprendidos los trámites de la donación, que fue aceptada de forma unánime en la sesión de pleno en la que se acordó incluir la vivienda en el inventario de bienes municipales. Toda la documentación está en notaría a falta solo de firmar la escritura para cerrar definitivamente el trato.

Para la Estación supone, además de una responsabilidad, un esfuerzo extraordinario desde el punto de vista económico porque debe buscar el dinero para hacer frente a esta importante inversión, pero, al mismo tiempo, una bendición porque la pedanía no dispone de recursos que vayan más allá del Ayuntamiento, la Biblioteca y el centro de día.

La casa se levanta sobre un solar de poco más de 167 metros cuadrados, consta de dos plantas y su valor catastral de 28.416 euros.

El deseo de Mariola Aranda y de su equipo es que los habitantes del pueblo «disfruten y saquen el máximo provecho» a esta donación tan singular. Ahora corresponde al Ayuntamiento derribarla. Y luego construir el Centro de Cultura y Juventud como han pensado.

La financiación para hacer realidad este objetivo será a través de subvenciones y ayudas que reciben de otras administraciones y de fondos propios.

Fotos: Javier Esturillo

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Artículos Relacionados

El concurso de ideas para el nuevo uso del Mercado de Santiago se reanuda para elegir al ganador

El próximo 27 de septiembre se reunirá el jurado calificador para evaluar las propuestas presentadas con el fin de emprender la rehabilitación de la...

El estreno mundial de ‘El hilo dorado’ será el 20 de noviembre en Linares

La película, del cineasta linarense Tomás Aceituno, competirá para entrar en la preselección de la próxima edición de los Goya Ya ha fecha para el...

Un fallecido y un herido en un accidente de tráfico registrado en Pozo Alcón

El suceso ha tenido lugar esta madruga a la altura del embalse de La Bolera, en la A-326, que ha sido cortada por el...

Síguenos en Redes Sociales

1,948FansLike
2,557SeguidoresSeguir

Últimas Publicaciones