Reportaje | Clases de mindfulness en la guardería

El centro infantil ‘El Jardín del Príncipe’ de Linares es pionero en introducir la meditación entre sus niños, además del Inglés y nuevas tecnologías, como la robótica

Cuando los peques de la guardería El Jardín del Príncipe de Linares llegan a clase, se sientan en el suelo del aula formando un círculo. Adoptan la postura del loto, cierran los ojos, respiran hondo y elevan las palmas de las manos al estilo hindú mientras escuchan a través del móvil de la ‘seño’ un mantra para relajarse.

Los críos siguen a pie juntillas las indicaciones de la maestra. Nadie se mueve ni llora ni juguetea con el compañero. Todos están en el ‘aquí’ y el ‘ahora’ con «gratitud y curiosidad». Mantienen la concentración como yoguis experimentados. Lo curioso es que se trata de niños que no superan los tres años.

Entre diez y quince minutos al día, practican mindfulness. Una técnica de meditación muy extendida en el mundo occidental para combatir el estrés, la ansiedad y la depresión, pero que en el caso de estos pequeños aporta «tranquilidad y sosiego», algo impensable en edades tan tempranas.

La directora del centro, Esmeralda Sánchez-Viñas, se convierte durante unos minutos en ‘El flautista de Hamelin’. Y los resultados son asombrosos. Pero, más allá de la experiencia, lo cierto es que el objetivo de estas técnicas de meditación es crear un ambiente de calma antes de empezar la jornada escolar.

Estudios científicos aseguran que quienes practican mindfulness tienen mayor densidad neuronal, son más felices y menos propensos a sufrir depresión, al margen de otros muchos beneficios, como controlar las emociones.

Esmeralda Sánchez-Viñas consigue transmitir a los alumnos, de manera saludable, unos sentimientos positivos. «Si logramos que los niños, desde edades tempranas, aprendan a vivir de un modo más consciente, estaremos educando a personas libres y responsables, más capaces de ser dueñas de su propia vida y de ser felices», asegura la responsable de ‘El Jardín del Príncipe’, quien considera clave la implantación de la educación emocional en los centros como herramienta de respeto y de ayuda para regular las emociones y entrenar la atención.

Esmeralda Sánchez-Villas es la directora de ‘El Jardín del Príncipe’ de Linares.

Esta guardería ubicada en la calle Cimbel, número 2, no solo ha sido pionera en la introducción del mindfulness en las aulas de su ciudad. Hace algunos años comenzó a impartir Inglés a sus alumnos cuando nadie lo hacía y, de un tiempo a esta parte, ha apostado de manera decidida por las nuevas tecnologías como la robótica, de la mano de la empresa linarense Jándalo, y una aplicación móvil a través de la cual los padres saben que han hecho sus hijos a lo largo del día, desde los alimentos que han tomado hasta las actividades que han realizado con sus ‘seños’.

Lejos de quedarse ahí, Esmeralda Sánchez-Viñas, una emprendedora nata, ha conseguido que sus peques aprendan a distinguir entre ‘La Gioconda’, de Leonardo Da Vinci, y ‘Las meninas’, de Velázquez. Diez minutos antes de que los niños se marchen a casa, la directora se sienta con ellos y les muestra láminas con obras de arte de pintores y escultores relevantes de la historia.

Y es que el proyecto educativo de ‘El Jardín del Príncipe’ combina a la perfección la innovación con la enseñanza en valores gracias a una directora apasionada con su profesión e implicada en cada una de las iniciativas que pone en marcha, como el huerto que está en la entrada o la interacción continua con los padres en la vida del centro.

Graduada en Educación Infantil, Esmeralda Sánchez-Viñas no para reinventarse, darle vueltas a la cabeza y coger de allí y de aquí ideas geniales para mejorar la formación y el aprendizaje de los 35 niños y niñas que conforman su centro -20 de 2 a 3 años y 15 de 0 a 2 años-. «En esta guardería somos una familia muy grande de la que me siento orgullosa, sobre todo del equipo de trabajadoras que tengo a mi lado. Son sensacionales», dice con una sonrisa en los labios la directora y fundadora de ‘El Jardín del Príncipe’.

Fotos: Javier Esturillo y El Jardín del Príncipe

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Artículos Relacionados

Un nuevo proyecto consolida a Linares como polo tecnológico y digital

El alcalde anuncia la llegada a la ciudad del grupo francés Actia Systems con la previsión de crear de quince a veinte de empleos Linares...

La residencia para personas con discapacidad de Arquillos, a falta de los últimos remates

El Ayuntamiento prevé abrir las instalaciones a finales de año con el apoyo de la Junta de Andalucía Era un anhelo del equipo de Gobierno...

El flamenco toma las calles de La Carolina

El Festival Flamenco en la calle, impulsado por el Ayuntamiento con el apoyo de la Diputación, ofrecerá cinco conciertos y tres talleres Las calles de...

Síguenos en Redes Sociales

1,948FansLike
2,559SeguidoresSeguir

Últimas Publicaciones