Muere la linarense Laura Lorente, un icono de fuerza

Fallece a los 33 años de un cáncer derivado de la neurofibromatosis que padecía, una enfermedad rara contra que luchó sin perder la sonrisa hasta convertirse en todo un símbolo

Laura Lorente Balboa nunca perdió la sonrisa. Ni en los momentos más duros de su enfermedad dejó de sonreír. Apreciaba tanto que la vida que cada soplo de aire era para ella un motivo de ilusión y esperanza.

El jueves falleció rodeada de los suyos, de la gente que ha estado a su lado en la lucha titánica que ha mantenido desde 2016 contra un cáncer derivado de la neurofibromatosis que padecía, englobada dentro de las consideradas enfermedades raras, que en España afecta a unas 15.000 personas y, en todo el mundo, a cerca de un millón. Se trata un trastorno neurocutáneo genético que produce la formación de tumores en el sistema nervioso.

Fue una despedida sencilla, emotiva y cargada de amor, tal y como Laura deseaba. Porque esta linarense de solo 33 años era el prototipo de una buena persona que disfrutaba con cada segundo de su existencia sin preocuparle el qué dirán y dándole importancia a aquellas cosas que realmente la tienen, como la familia y los amigos.

Vivía en Granada desde hace más de una década. Allí se marchó a trabajar después de estudiar en Linares el grado superior de Estética. La enfermedad no frenó su crecimiento vital. Más bien todo lo contrario. Lo aprovechó para hacerse voluntaria de varias asociaciones y batallar contra la neurofibromatosis y el cáncer a través de las redes sociales en las que era especialmente activa, sobre todo en Tik Tok que le dio la oportunidad de conocer a Paula, una seguidora de 12 años que ha superado un tumor cerebral y con la que entabló una preciosa amistad.

Laura con Paula, su joven seguidora de Tik Tok a la que tuvo la oportunidad de conocer.

Ambas emplearon la fuerza de las plataformas digitales para concienciar a la sociedad en la necesidad de captar apoyos para la investigación, además de cuestionar el sistema de salud en lo relativo a la prevención y a los tratamientos. De hecho, Laura sufrió en su propia piel varios cambios de hospital y las temidas listas de espera para someterse a pruebas que, por su patología, deberían ser prioritarias.

Peleó por ello y por todas las personas que lo están pasando mal por culpa de una enfermedad, más en los tiempos que corren, con la pandemia todavía azotando fuerte.

A pesar de los dolores y el cansancio, Laura, la pequeña de una familia de origen linarense y belmoralense (Bélmez de la Moraleda), nunca dejó de creer. Lejos de hundirse por la adversidad destacaba por sus mensajes que invitaban al optimismo, a la esperanza y a mantener una actitud positiva ante la vida, disfrutando de los pequeños momentos y oportunidades.

De espíritu vitalista y comprometido, Laura Lorente trató de aportar un rayo de luz y esperanza al mundo con reflexiones positivas y, aunque parezca mentira, de alegría. Fue una gran lección de vida. «Todo pasará, será como una gran batalla, con un gran ejército», dejó escrito una vez.

Fotos: Cedidas por la familia

Deja tu comentario en este artículo

  1. Era una gran luchadora toda la familia la vamos a hechar mucho de menos , allí donde estés ayuda a la Ciencia a luchar contra el puto Cáncer un beso sobrina

  2. Hola a todos y a todas, en especial a la familia de Laura Lorente una mujer valiente, una mujer guapa por dentro y por fuera, la conocí de pasada muy poco, pero se que ha sido una gran luchadora pero por desgracia con esta enfermedad es muy difícil luchar casi siempre vence ella, aunque cada día la ciencia va avanzado muy lentamente, esperemos y deseamos que con el tiempo se lo ponga un punto y aparte, conozco a sus padres y hermanos, sobre todo a su hermana María todo ternura y bondad, se que han estado siempre con ella en estos duros años, por este motivo mis palabras van dedicadas a ellos a los que se quedan aquí que Dios les de fuerza y la lloren muchos años, eso será bueno para ellos. (Sit tibi terra levis) que la Tierra te sea Leve.

  3. No se podía describir mejor a Laura. Fue un ser de luz como pocos. De aquí al cielo todo mi agradecimiento a ti, guapísima. Pasaste de manera muy fugaz por nuestras vidas pero en poco tiempo te convertiste en un gran apoyo para mi mujer Alejandra. Te recordaremos siempre con mucho cariño. Que descanses en paz!!

  4. Qué no decir de nuestra guerrera. Fuerte y optimista donde las hubiera. Un sonrisa siempre en su cara y unas palabras que te hacían sentir bien. Grande mi Laura. Te quiero. Nos vemos en las alturas niña voladora.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Artículos Relacionados

El concurso de ideas para el nuevo uso del Mercado de Santiago se reanuda para elegir al ganador

El próximo 27 de septiembre se reunirá el jurado calificador para evaluar las propuestas presentadas con el fin de emprender la rehabilitación de la...

El estreno mundial de ‘El hilo dorado’ será el 20 de noviembre en Linares

La película, del cineasta linarense Tomás Aceituno, competirá para entrar en la preselección de la próxima edición de los Goya Ya ha fecha para el...

Un fallecido y un herido en un accidente de tráfico registrado en Pozo Alcón

El suceso ha tenido lugar esta madruga a la altura del embalse de La Bolera, en la A-326, que ha sido cortada por el...

Síguenos en Redes Sociales

1,948FansLike
2,557SeguidoresSeguir

Últimas Publicaciones