«Mi ilusión es despertar en los estudiantes el deseo de aprender»

0
2443
María de los Santos Moreno, profesora de Lengua Castellana y Literatura en la Universidad de Jaén, aspira al premio a Mejor Docente de España con una metodología en la que el alumnado es el responsable de su propio aprendizaje

María de lo Santos Moreno Ruiz ya puede decir que figura entre los mejores profesores del país. Más allá de lo que diga la puntuación que decidirá el título de Mejor Docente de España 2020 y que se conocerá el 10 de enero del próximo año, esta profesora de Linares de la Universidad de Jaén (UJA) ha pasado la primera criba entre las 1.045 propuestas remitidas a los IV Premios Educa Abanca, distribuidas en distintos niveles educativos.

Ahora tendrán que enviar sus méritos puntuables para ser sometidos al Comité de Baremación, que decidirá la relación de diez finalistas por categoría que se conocerá el 5 de diciembre. Aspira al galardón en la categoría de Universidad, junto con otras tres linarenses más: Isabel Segura, Nuria Castillo y Elena Moreno, todas ellas docentes de la SAFA de Úbeda.

«Despertar en los estudiantes el deseo de aprender»

María de los Santos Moreno es imparte clases de Didáctica de la Lengua y de la Literatura en la UJA y, además, es asesora de formación del ámbito lingüístico en el CEP de Linares-Andújar. Para ella, como para el resto de docentes, está siendo un año atípico y un comienzo de curso complicado. Sin embargo, le mueve la ilusión por «despertar en los estudiantes el deseo de aprender» y eso puede con cualquier cosa.

Los premios convocados por Educa buscan realzar la figura del buen docente, su implicación en el proceso de aprendizaje y la importancia para la sociedad. Y en estos tres apartados María de los Santos Moreno ha demostrado a lo largo de su carrera estar más que a la altura. Así lo piensan sus compañeros y, lo que es más importante, sus alumnos, de los que ha partido la propuesta.

Metodología

Dice en declaraciones a El Observador que dadas las características de las asignaturas que imparte, intenta «poner en práctica metodologías activas, en las que el alumnado sea responsable de su propio aprendizaje, desarrollando habilidades de búsqueda, selección, análisis y evaluación de la información«.

Para ello, propicia que los estudiantes participen en las actividades con «el fin de intercambiar experiencias y opiniones con sus compañeros». «Es fundamental que desarrollen el pensamiento crítico mediante procesos de reflexión sobre lo que hacen, cómo lo hacen y si los resultados obtenidos responden a sus expectativas. A partir de esa reflexión, deben mejorar aquellos aspectos que consideren necesarios, y es en ese proceso, donde el aprendizaje se lleva a cabo», asegura Santos Moreno.

La profesora linarense, que es una de las 253 aspirantes en la categoría universitaria a los denominados ‘Goya’ de la Educación, considera primordial que crezcan en aspectos como «la autonomía, el pensamiento crítico, trabajo cooperativo, destrezas profesionales y capacidad de autoevaluación», comenta.

«Un gran honor»

María de los Santos Moreno reconoce que la candidatura ha supuesto para ella un «gran honor», puesto que, en su opinión, es el «reconocimiento de mi trabajo por mis alumnos». «Te confirma que estás desarrollando tu labor en buena dirección, como es despertar en los estudiantes el deseo de aprender, motivarlos en el desarrollo de las actividades y un aspecto fundamental para mí, es el clima afectivo y de relación que hemos conseguido en el aula, para poder dar confianza y seguridad a todos y cada uno de ellos en el desempeño de su aprendizaje, centrando así la docencia en el estudiante y considerando la diversidad», subraya a este periódico.

Ya se siente premiada

Pase lo que pasé el próximo 10 de enero, María de los Santos Moreno ya se siente premiada porque como dice una amiga suya: «El mejor reconocimiento es el que hacen los alumnos y ya has ganado». Pese a ello, no puede ocultar su «satisfacción y orgullo» por la candidatura y, sobre todo, por haber conseguido «despertar en ellos ese cariño que me han mostrado en todo momento durante el curso y durante el confinamiento, con todas las dificultades que ha conllevado, el interés y las ganas de aprender, de trabajar y de esforzarse. Es algo maravilloso», recalca.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí