«Me gustan los equipos verticales, que buscan la portería rival»

La era de Alberto González Fernández (Tolox, Málaga, 1979) en el Linares ha comenzado. Está contento y se le nota. Acaba de firmar por un «club histórico» del fútbol andaluz al que pretende asentar en Segunda División B después de su ascenso.

El fichaje del extécnico del CD Ejido, Real Jaén o CD San Fernando, entre otros equipos, ha caído bien entre la parroquia azulilla. Durante su presentación oficial en el Estadio de Linarejos, habló de orgullo y pasión, y se mostró ambicioso con vistas al futuro. «Quiero hacer importante a este equipo en la categoría. Creo mucho en este proyecto», aseguró.

Una charla con Alberto González ofrece alguna pista. Le da valor al sosiego, al diálogo, al orden y al método. Pero también sabe adaptarse a las circunstancias. Le gusta que sus equipos «manejen las diferentes formas de juego, tanto en ataque como en defensa», y que, ante todo, sean competitivos.

¿Cuál es su objetivo con el Linares?

—Soy un soñador, pero debemos ser conscientes de que acabamos de ascender de categoría, por lo que hay que ser humildes y tener los pies en el suelo. No podemos ponernos unas metas muy altas, sino ir paso a paso.

El primer objetivo es consolidar la categoría y a partir de ahí no nos pondremos límites. Intentaremos trabajar lo mejor posible para hacer las cosas bien. Luego la competición nos pondrá en el lugar que nos corresponda.

¿Qué es lo que más le ha atraído del proyecto deportivo?

—Las personas. Cuando te sientas en una mesa para hablar de un proyecto con gente que transmite ilusión y conocimiento, sabes que este es tu sitio. Al final, cuando te rodeas de grandes profesionales y buenas personas, los proyectos suelen salir adelante.

Es consciente de que llega a un club con una afición muy exigente.

—He recibido muchas llamadas de compañeros y lo primero que destacan es que voy a un club impresionante y a una ciudad en la que se vive el fútbol de manera espectacular. Miguel Novo, con el que fui su segundo en el Granada Atlético, me recordó sus partidos en Linarejos, un campo que define como único. Todos somos conscientes de que aquí se vive el fútbol de manera especial y, por eso, este club es tan grande.

Apuesta por el bloque de temporadas anteriores.

—Es un punto fuerte del proyecto. Los pasos dados hasta ahora y que tan buen resultado han dado hay que respetarlos y apoyarse en ellos. Es importante para seguir creciendo.

¿Le preocupa que no se conozca la composición del grupo en el que jugará su equipo?

—No estará muy lejos de lo que se está comentando. De todos modos, en cualquier grupo la dificultad será máxima. Dentro de esta categoría, hay auténticos transatlánticos, con grandes inversiones, ya sea en uno u otro sitio. Sabemos que será duro donde nos toque, pero también somos conscientes de nuestras capacidades y de que debemos competir con cualquiera. Además, en este campo no será fácil ganarnos.

¿Cuándo tiene previsto comenzar la pretemporada?

—Nuestra idea es comenzar a principios de este mes de septiembre. Lo bueno es que este equipo viene de competir y eso nos ayudará a planificar mejor las cosas. Lo importante es que el equipo se adapte bien a los conceptos que queremos para empezar con una buena dinámica y sea competitivo desde el principio.

¿Qué fútbol verán los aficionados azulillos?

—Hoy en día es muy importante manejar todas las formas del juego. Por lo que se estudian los equipos, no puedes tener un solo estilo. El equipo debe estar preparado para si te aprietan arriba saber jugar un poco más largo y se te dejan iniciar el juego en corto tener recursos para mover la pelota. Al final, tienes que dominar las distintas formas del juego. Bien es cierto que a mí me gustan los equipos verticales, que buscan la portería rival. Cuanto más llegues al área contraria más opciones tienes de marcar. Es importante generar el mayor número de ocasiones y especular poco. Todo ello depende, en cualquier caso, de la plantilla de la que dispones y del estado de forma de los jugadores.

¿Qué papel juega la posesión del balón?

—Depende de las circunstancias, aunque le puedo asegurar de que no voy a regalar el balón. Si hay situaciones en las que puedes salir jugando, apuraremos todas las opciones para ello. Al final, para generar el máximo número de ocasiones, el balón debe llegar en buenas condiciones al área. De este modo, tienes más opciones. También habrá momentos en los que el rival apriete mucho, y habrá que lanzar el balón más directo. Lo importante es que el equipo sepa leer qué es lo que demanda el juego y en función de ello ser capaz de actuar.

¿Qué nivel de importancia tienen para usted las bandas?

—Tienen mucha importancia porque me gusta el juego por banda, y más en un campo tan grande y con tantos espacios como Linarejos. Son recursos esenciales que hay que saber manejarlos sin renunciar al juego interior. Lo que está claro es que a partir del juego por las bandas puede surgir esa oportunidad. Si insistes por el centro normalmente tienes menos oportunidad de llegar a la portería rival. Por la banda si pueden aparecer los espacios que quieres. Además, soy partidario de jugar con dos futbolistas de banda, aunque todo está supeditado a los recursos que tienes.

Fotos: José Antonio Díaz Martínez

Artículo anteriorGracias, Manolo
Artículo siguienteJuanfra López, el deportista resiliente

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

spot_img

Artículos Relacionados

Síguenos en Redes Sociales

2,300FansLike
21SeguidoresSeguir
1,130SuscriptoresSuscribirte

Últimas Publicaciones