Linares, capital turística

Las distintas citas celebradas en las últimas semanas, reforzadas con las Fiestas Íbero Romanas, hacen que la ciudad recupere brillo

Linares está de moda. Tanto es así que la ciudad minera alcanza casi el máximo de su ocupación hotelera por cuarto fin de semana consecutivo, una cifra que superan las previsiones más optimistas en esta época del año.

¿Cuáles la razón de este aumento de visitantes? Claramente está en las distintas citas impulsadas principalmente desde las concejalías de Turismo y de Cultura, reforzadas este fin de semana con las Fiestas Íbero Romanas, que hacen de Linares un lugar atractivo para visitar y disfrutar del ambiente que se respira en las calles.

Enrique Mendoza, en el centro. con dos concejalas de Baza y representantes de Cartagena, en la cabecera del pasacalles.

«Hace tiempo que no se veía la ciudad con tanta alegría», apunta a El Observador Juan González, que ha bajado con sus hijos al Paseo de Linarejos a ver el campamento romano y de paso «tapear» en los bares de la zona. «La verdad es que de agradecer este tipo de iniciativas porque nos devuelven el brillo perdido», apunta Javier, empleado de una agencia de seguros en Córdoba que ha regresado a su ciudad para visitar a la familia y asistir al partido del Linares contra el Algeciras que se juega este sábado, a partir de las cinco de la tarde, en el Municipal de Linarejos.

No es extraño que el concejal de Turismo, Enrique Mendoza (Partido Popular), este «muy satisfecho» no solo por los datos de los hoteles y los establecimientos hosteleros, sino por la «implicación de los propios linarenses» en cada una de las propuestas de ocio programadas. «Me siento tremendamente orgulloso de mis vecinos y quiero agradece el trabajo de los colectivos para que la Fiestas Íbero Romanas estén siendo un éxito», señala a este periódico.

Según el edil, a pesar de que los motores de una las principales fuentes de ingresos de la ciudad tardaron en engrasarse a causa de las medidas restrictivas frente al Covid, las estadísticas en cuanto al comportamiento de la demanda turística demuestran que «cada mes ha sido mejor que el anterior», con el ‘plus’ añadido, tal como explica Mendoza, de que, a los visitantes tradicionales (comarca y provincia, primordialmente), se han sumado otros segmentos de clientela procedentes de otros lugares de Andalucía y del país.

Es el caso de Jesús Martínez, un enamorado de las recreaciones históricas que se ha escapado con su novia a Linares desde Granada. «Es una pasada. Habíamos escuchado hablar de ellas, pero una vez dentro te das cuenta que están sensacionales y muy bien organizadas. Repetiremos», afirma a El Observador mientras contempla el pasacalles en la Isac Peral.

Las fiestas dedicadas a Cástulo constituyen un fiel reflejo del comportamiento ascendente de la industria turística en la ciudad minera y su paulatina recuperación como capital de la comarca. «Es un síntoma de que, poco a poco, estamos viendo la luz al final del túnel después de una pandemia que nos ha destrozado. No vamos a parar desde el área de Turismo y Comercio hasta colocar a Linares en el lugar que merece», remata Enrique Mendoza.

Fotos: Turismo Linares y Javier Esturllo

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

spot_img

Artículos Relacionados

Síguenos en Redes Sociales

2,300FansLike
21SeguidoresSeguir
1,110SuscriptoresSuscribirte

Últimas Publicaciones