La Policía Nacional desmantela tres puntos negros de venta de droga en Jaén

Han sido tres operaciones que han permitido la detención de cuatro personas así como la incautación de 57 gramos de cocaína, 400 de marihuana y 11 de hachís. Junto a esta droga, en los dos registros domicilios efectuados, los investigadores requisaron balanzas de precisión, útiles para la elaboración y venta, material necesario para una plantación indoor, abundante documentación y 1.900 euros en metálico.

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Jaén, tres puntos negros de venta de sustancias estupefacientes en tres operaciones que han permitido el arresto de cuatro personas, tres hombres y una mujer, así como la incautación de 57 gramos de cocaína, 400 de marihuana y 11 de hachís. Junto a esta droga, en los dos registros domicilios efectuados, los investigadores requisaron balanzas de precisión, útiles para la elaboración y venta, material necesario para una plantación indoor, abundante documentación y 1.900 euros en metálico.
Las investigaciones se iniciaron a través de diferentes informaciones en las que se ponía de relieve un alto incremento en la venta y consumo de estupefacientes en diferentes zonas públicas de la capital. Mediante vigilancias de estas zonas, los agentes detectaron a uno de los arrestados conocido por los investigadores del Grupo de Estupefacientes. Éste, presuntamente, aprovechaba los periodos de los recreos escolares de distintos institutos para ofertar y vender marihuana y hachís a los escolares, siempre menores de edad. En el momento de su detención, los agentes le requisaron diversas posturas de droga dispuestas para su venta que se encontraban escondidas entre sus ropas.

Preparaban la droga entre las papillas y chucherías de sus hijos
Por otra parte, los investigadores detectaron a un ciudadano extranjero con multitud de antecedentes policiales, mayormente por tráfico de drogas, procediendo a su detención en el momento en el que estaba realizando una venta. Posteriormente, se realizó el registro de su domicilio que era utilizado para ocultar y preparar la droga que posteriormente vendía en la vía pública; concretamente cocaína.
Debido a la presión policial, los vendedores buscaban zonas en las que pasar más desapercibidos. Este fue el caso de un matrimonio con dos hijos. Aprovechando las ventajas y facilidades que les daba la ubicación de su vivienda, presuntamente realizaban las transacciones de droga en el patio trasero de ésta. En la realización del registro domiciliario, los investigadores se encontraron con una doble puerta blindada, así como, en una de las habitaciones, se localizaba una plantación indoor de marihuana.
Supuestamente, ambos detenidos, preparaban la cocaína para su corte en una encimera de la cocina junto a las papillas, chucherías y productos alimenticios de un bebé, con el consiguiente riesgo de intoxicación de los menores. Las investigaciones continúan abiertas.

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

spot_img

Artículos Relacionados

Síguenos en Redes Sociales

2,300FansLike
21SeguidoresSeguir
1,130SuscriptoresSuscribirte

Últimas Publicaciones