Héctor Lara redecora las calles de Linares con su arte

0
1841
El artista linarense se apropia del entorno urbano de la ciudad con sus ‘Universos fluidos’

El arte urbano es, independientemente del gusto de cada uno, una forma única de decorar una ciudad y llenarla de vida. Y eso es lo que precisamente ha hecho Héctor Lara con el mapa callejero de su ciudad natal a través de una serie de obras repletas de colorido incluidas en su nuevo proyecto: ‘Universos fluidos’.

El artista linarense, acompañado de su hermano Erik, que ha grabado todo el proceso creativo, incorpora esculturas urbanas realizadas con espuma de poliuretano a una serie de dibujos de colibrís elaborados con lápiz de impresión 3D, una técnica muy innovadora y propia de él. Los podemos admirar en distintos puntos de Linares, como El Pasaje del Comercio, la Plaza del Ayuntamiento, la Avenida de Andalucía (esquina con el Centro Médico Liclinic), la plaza de toros y las calles Los Francos, Pintor Pablo Picasso y Jaén.

Colaboración y patrocinio

Para esta iniciativa cuenta con la colaboración y patrocinio de la marca de adhesivos y selladores Quilosa Selena, con la que ya trabajó en la reforma artística del Hospital General de Valencia.

‘Universos fluidos’ ha cruzado las fronteras de Linares y han llegado hasta Valdepeñas, ciudad de origen de su padre, donde ha dejado su impronta en un mural paralelo al Centro Cultural La Confianza.

¿Por qué el colibrí?

El colibrí es considerado por la cultura de América del Sur como mensajero y guardián del tiempo, un ave capaz de transportarse en el espacio frente a nuestros ojos sin que seamos capaces de percibirlo. Esta poética resultaba muy cautivadora para el artista y es por ello por lo que los ha incorporado en sus obras de arte urbano que se pueden ver en Linares.

Artista en potencia

Héctor Lara, que ha estudiado Bella Artes en la Universidad Politécnica de Valencia, es una de las figuras emergentes del arte contemporáneo no solo en Andalucía sino en el resto del país.

Su corta pero intensa carrera está jalonada de éxitos, y algún que otro fracaso, en diferentes estilos. Su genialidad no sigue camino alguno. El destino marca sus pasos con el único propósito de crear su propio mundo mediante un discurso único e innovador.

De ahí sus propuestas tan arriesgadas con el uso de la tecnología a través de la técnica Lixpen o pluma 3D, con la que dejó a todos asombrados en su exposición en el Restaurante Los Sentidos de Linares, o en Berlín, cuando participó en el «Tech Open Air» (TOA).

Héctor Lara Pino es trasgresor sin perder la templanza y, aunque parezca prematuro decirlo, un visionario que reivindica su espacio en el arte contemporáneo como otros antes lo han hecho para darle una vuelta a la vida.

Fotos cedidas por Héctor Lara

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí