Dudas e incertidumbre en una vuelta al cole amenazada por el Covid

«Estamos preparados y es muy importante que los padres mantegan la calma», asegura Francisco Javier Cruz, gerente y profesor de la Sociedad Cooperativa Colegio San Joaquín

A solo unas horas de que comience el curso escolar en Linares, las sensaciones que se viven en el interior del colegio San Joaquín no pueden ser más extrañas. Por un lado, existe esa ilusión lógica de volver a clase y, por el otro, la preocupación e incertidumbre de cómo se desarrollarán los primeros días de un inicio marcado por la pandemia del Covid-19.

Francisco Javier Cruz, gerente de la Sociedad Cooperativa Colegio San Joaquín, lleva varios días sin conciliar el sueño. Sabe la responsabilidad que entraña este año la vuelta al cole. No para de mirar el ordenador para comprobar posibles cambios en los protocolos de seguridad e higiene establecidos por la Consejería de Educación, al tiempo que revisa con sumo cuidado cada una de las medidas que su centro ha tomado siguiendo los protocolos de la Junta de Andalucía.

En el caso del San Joaquín, la vuelta al cole se realizará de manera gradual y dependiendo de los cursos y las edades de los escolares. Los primeros en regresar a las aulas serán los alumnos de Infantil y Primaria.

Todo el verano trabajando

Cruz, como el resto de profesores, lleva todo el verano trabajando en el 10 de septiembre, día en el que cruzarán de nuevo las puertas sus alumnos. Jornadas de trabajo agotadoras que tienen como único objetivo garantizar la salud de la comunidad educativa del San Joaquín. «Ha sido un verano extraño, mucho el esfuerzo invertido en un trabajo duro y continuado. Pero aquí estamos, cargados de ilusión y más conscientes que nunca de la importancia de nuestra labor», asegura a este periódico el gerente de la cooperativa.

Han realizado una labor impresionante, no han dejado nada al azar y no se han relajado en ningún momento. Son conscientes de que en sus manos está no solo la educación de sus alumnos, sino que todo salga según el guión previsto. «A pesar de la incertidumbre, la confusión y un escenario instalado en el permanente cambio, tenemos una única certeza: nos adaptaremos a las circunstancias que sobrevengan», afirma sin pestañear.

Mantener la calma

Hay que afrontar este curso sin miedo, pero con mucha responsabilidad. «Es muy importante que los padres mantengan la calma y que entiendan que la formación de sus hijos no puede posponerse indefinidamente», afirma Cruz, quien insiste en que los padres deben ayudar a sus hijos a comprender la seriedad de la situación, y que obedezcan las nuevas medidas de prevención sanitaria que se han implantado en los centros educativos.

Confianza en los profesores

Para Francisco Javier Cruz es muy importante que los padres inculquen a sus hijos respeto a los profesores, que hagan caso a las indicaciones que el docente haga, que obedezcan las normas prescritas. «Es esencial que generen en sus hijos confianza hacia nosotros. Pues si siempre hemos mirado por el bien del alumno, mucho más ahora en que todos nos jugamos la salud y en algún caso la vida», afirma.

Pautas a seguir

Evitar aglomeraciones en la entrada y en la salida de los centros y la flexibilidad en el desarrollo del horario lectivo son parte de la guía para la organización del curso escolar frente al coronavirus, elaborada por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. La vuelta al cole con máxima seguridad —aunque sin riesgo cero— regresa este jueves.

La guía incluye medidas como que los centros deberán evitar aglomeraciones especialmente en las entradas y salidas, en los intercambios de clase o en los recreos.

Para ello es fundamental la flexibilidad en el desarrollo del horario lectivo. Educación contempla que se permita que la entrada y salida de los alumnos y alumnas se delante o retrase hasta una hora para que se pueda hacer de manera escalonada, y suar el mayor número de puertas de entrada y salidas disponibles en cada centro, horarios alternos de recreo y en el intercambio de clases.

En cuanto a la identificación de los grupos de convivencia, el documento elaborado por la Junta establece que se trata de una medida clave para la limitación del número de contactos, así como para facilitar la información relevante en caso de sospecha o confirmación de un caso positivo. Son grupos de alumnos que solo se relacionan entre sí y evitan el contacto con los niños de otros grupos. «Estos grupos pueden ser un aula, una línea, una etapa educativa o un colegio entero», expresan desde la Junta.

Fotos: Javier Esturillo

 

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Artículos Relacionados

Síguenos en Redes Sociales

1,948FansLike
2,570SeguidoresSeguir

Últimas Publicaciones