Cuando San Francisco ‘rivalizaba’ con Santa María

La presencia de los monjes franciscanos ha dejado una huella de capital importancia para el patrimonio artístico y el legado cofrade de la ciudad

La concesión a la Hermandad de la Vera Cruz del título de ‘franciscana’ pone de manifiesto la venerable antigüedad de la cofradías linarenses y, por extensión, de la celebración de la Semana Santa en Linares.

Parece contrastada la relación de la corporación del Martes Santo con la orden franciscana, que queda acreditada con el documento existente en el Archivo Histórico Provincial que confirma el contrato en 1545 con el escultor Juan de Reolid para que realizara una imagen para esta congregación.

Nuestro Padre Jesús de la Humildad, titular de la Cofradía de la Vera Cruz.

La imagen representaría un crucificado para venerar «la Sangre» de Cristo. Se trata de una advocación muy relacionada con los franciscanos, quienes habrían constituido una década antes esta cofradía de la Vera Cruz.

Una fundación que coincide casi con la creación del convento de San Francisco que se asentaría en la margen derecha del río Moredillas (donde actualmente se encuentra la parroquia ).

Pero la presencia en esta tierra de los monjes franciscanos no ha pasado desapercibida a lo largo de su historia. Las crónicas dan fe de su intensa actividad en la, por entonces, villa. Tras la construcción del monasterio y capilla, fundaron cofradías e incluso promovieron actos litúrgicos y devocionales como la ceremonia del «desenclavamiento de Cristo» o el conocido «Sermón de los Nazarenos», además de organizar Vía Crucis y otros actos penitenciales.

Escultura en piedra de San Francisco, obra de Víctor de los Ríos fachada.

En su dilatada historia local llama la atención algunos acontecimientos como los pleitos que la comunidad franciscana mantuvo con otros estamentos religiosos y civiles a finales del siglo XVI, tal y como documentó el historiador Félix López Gallego.

El primero de estos “desencuentros” fue con la propia parroquia de Santa María, que interpuso una queja ante la autoridad eclesiástica, al considerar que los monjes no estaban respetando el pago que debía percibir el mayor templo de la localidad por los enterramientos que se realizaban en el convento. Parece que era algo establecido que las parroquias debían recibir una parte del importe que pagaban quienes tenían el deseo de ser enterrados en estos recintos.

Sin embargo, no fue esta la única polémica. Pues poco tiempo después, el propio Concejo (que hoy sería el Ayuntamiento ) entró también en disputa. El motivo fue la intención que tenían los monjes de trasladar su sede a una casa noble de la actual calle Pontón, algo que la administración no veía con buenos ojos al considerar que fue el Concejo quien costeó el gasto del primitivo convento.

Pese a estos hechos, la vida franciscana continuó con normalidad hasta que en 1836 el Gobierno de Mendizábal decretó la supresión de monasterios y la venta de sus inmuebles. Con los años, el convento fue derribado y en su lugar se levantó el actual edificio de Correos, aunque la parroquia sí permaneció en pie. Así, los franciscanos no volverían a Linares hasta 187 años después cuando se hicieron cargo del Santuario de la Virgen de Linarejos. Una historia que acabó en 2015 al partir de esta ciudad ante la imposibilidad de poder hacer frente a la gestión de la ermita debido a la “falta de vocaciones”.

No se sabemos si los franciscanos volverán algún día a Linares, pero su estancia durante siglos nos ha dejado una huella de capital importancia para el patrimonio artístico y el legado cofrade de la ciudad. Hoy día nos quedan numerosos testimonios de ello, pero quizá el más significativo sea el ‘San Francisco’ de Víctor de los Ríos que, sobre la fachada de la iglesia, mira con nostalgia al horizonte.

Deja tu comentario en este artículo

  1. Lo siento pero difiero mucho en esos datos históricos sacados «de la manga» de dos señores declarados «non gratos» en esa Hermandad. Ya que, podría hablar de muuuuucho prefiero callar porque «más vale más el que calla por lo que vale» ….
    Sr. Fernández, le ruego antes de escribir se informe sobre la Cofradía de la Madre de Dios;, Información sobre el Convento Franciscano por entonces y sus «pseudos-escuadras» o Hermandades. El Veto del entonces Obispo de la Diócesis D. Agustín Rubio de Ceballos a diferentes Ceremonias a las puertas del entonces Convento de S. Francisco ….

    Le invito a que se asesore bien antes de escribir como Periodista (¿?) y, no espero respuesta suya, ya que no pienso contestarla. El Cardenal Fray Carlos Amigo lo dejó clarito, muy clarito en su visita a Linares y Conferencia y si tiene oportunidad (¿?) hable con Él y retráctrese de lo escrito. Mando su artículo a Fray Carlos «echándo un capote» y que, si se puede poner en contacto, lo haga y pida disculpas a quienes hemos leído tal barbaridad

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Artículos Relacionados

La suerte sonríe a Baños de la Encina con un pellizco del primer permio de la Lotería

Parte del primer premio del sorteo celebrado el jueves por la noche se despacha en el punto de venta de la calle Jesús del...

El 80 por ciento de los municipios jiennenses no tiene los planes generales adaptados a la LOUA

La consejera de Fomento reivindica la necesidad de aprobar la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía El 80 por ciento de...

El arte urbano de Belin se cuela en ‘El Hormiguero’ para sorprender a Sebastián Yatra

El artista linarense maravilla a todos con una obra dedicada al cantante colombiano: "Guau, que locura, me encanta', dijo nada más ver el regalo Miguel...

Síguenos en Redes Sociales

1,948FansLike
2,503SeguidoresSeguir

Últimas Publicaciones