Crónica | Nuevo curso político, mismos problemas

El Ayuntamiento retoma la actividad con un pleno ordinario en el que se deja encima de la mesa la adjudicación de las guarderías municipales

El Ayuntamiento de Linares ha retomado este jueves el curso político después de las vacaciones. Lo ha hecho con un pleno ordinario que ha puesto de manifiesto que los problemas no han cambiado durante el verano.

Vencido el ecuador del mandato, sigue sin resolverse el nuevo contrato para la adjudicación de las tres escuelas infantiles municipales. Hoy iba en el orden del día de la sesión. Sin embargo, tras una reunión de los portavoces y a instancias de la oposición, se ha decidido dejarlo encima de la mesa hasta que todo esté en en condiciones.

El retraso que acumula la licitación del servicio, en manos de Macrosad después de la salida de Jándalo mediante decreto, es importante y requiere de una solución inmediata y urgente, tal y como han coincido Gobierno y oposición. Eso no quita que una y otra parte se culpan del desaguisado.

Intervención del representante de la Hermandad de la Vera Cruz en el pleno.

El PSOE pide plenas garantías para la plantilla, al igual que Cilu, Izquierda Unida y Linares Primero. En este apartado, el alcalde, Raúl Caro-Accino, se expresa en los mismos términos y asegura que el servicio seguirá con plena «normalidad y tranquilidad» hasta que se logre un acuerdo definitivo para la licitación del mismo. «Veníamos con una propuesta que parecía que estaba consensuada, pero al parecer no ha sido así, por lo que nos volveremos a sentar con la oposición», ha asegurado el regidor no sin antes advertir: «Debe quedar claro que nunca licitaremos un servicio público si no viene apoyado por los informes técnicos».

Asimismo, ha salido a la palestra la prestación voluntaria de localización de los bomberos. Un problema, y «gordo», que mantiene en vilo a todo el parque y que no tiene visos de solución. Como tampoco la relación entre los socios de Gobierno (Ciudadanos y Partido Popular) y la oposición.

Aunque el pleno ha transcurrido sin la acritud de sesiones anteriores, lo cierto es que se masca en el ambiente que estamos ante el último curso político completo del mandato, ya que el siguiente estará marcado por las elecciones municipales.

Carmelo Gragera recibe el aplauso de sus compañeros de Corporación Municipal en su despedida como concejal de IU.

En lo que sí ha habido acuerdo unánime ha sido en el dictamen de la comisión informativa de Cultura para nombrar una plaza de la ciudad con el nombre de la hermandad de La Vera Cruz, en los términos solicitados por la referida cofradía. Su apoyo y solidaridad con la ciudad o el hecho de ser la más antigua de Linares han sido motivos justificados para el nombramiento de este emplazamiento, concretamente un espacio peatonal colindante a la de San Francisco, entre esta y el principio de la calle Sagunto y Teniente Ochoa.

En el apartado de mociones, la registrada por Cilu para la creación de aparcamientos en solares en desuso próximos al Centro Comercial Abierto ha sido rechazada con los votos en contra del Gobierno y el PSOE.

La primera sesión del curso ha sido también la última para el portavoz de IU, Carmelo Gragera, quien ha renunciado a su acta de concejal por «razones personales». Será sustituido por Laura Cerezuela.

Fotos: Partido Popular de Linares y Ayuntamiento de Linares

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Artículos Relacionados

Síguenos en Redes Sociales

1,948FansLike
2,570SeguidoresSeguir

Últimas Publicaciones