Composites Linares busca su expansión internacional para asentar su proyecto industrial

La nueva empresa apuesta por la tecnología para mejorar la competitividad de la antigua Aeropoxy y planea alcanzar los 25 empleos a mediados del próximo año

Composites Linares 2020 arranca su andadura en la antigua Aeropoxy con brío y un mensaje optimista para el futuro de la planta ubicada en el Polígono de los Rubiales. El representante del grupo inversor que está detrás de la compra de la fábrica, José Soler Barnaus, ha desgranado este jueves en una rueda de prensa las líneas maestras del proyecto industrial de la compañía que pasa, principalmente, por su expansión internacional, sobre todo en el mercado europeo, y por su apuesta decidida por la tecnología y el I+D+i con acuerdos con el Centro Tecnológico Metalmecánico y del Transporte (Cetemet) y las universidades de Jaén y de Córdoba.

El ejecutivo, que ha estado acompañado por el secretario general del Sindicato de CC OO de Industria de Jaén, Mariano Chinchilla, y el presidente del comité de empresa de la antigua Aeropoxy, Ramón Rayo, ha avanzado que el objetivo de Composites Linares 2020 es crecer conforme avance el plan de viabilidad con la creación de hasta 25 puestos de trabajo el próximo año, en el que se primará el empleo femenino.

Ramón Rayo, José Soler Barnaus y Mariano Chinchilla, en la sede de Comisiones Obreras de Linares.

En cuanto a la línea de negocio, Soler Barnaus ha explicado que se basará, de momento, en la producción de componentes de fibra de carbono y de vidrio, aunque el objetivo es añadir procesos nuevos de fabricación aditiva y del sector termoplástico con la incorporación de personal especializado en ingeniería, además de los trabajadores con experiencia en el sector. «Ahora mismo solo llevamos una semana implantados como empresa, pero hay conversaciones ya para impulsar diferentes proyectos. La idea es ir añadiendo líneas de trabajo, afortunadamente el espacio es muy amplio», ha asegurado ante los medios de comunicación.

Composites Linares 2020 comenzará a trabajar la próxima semana después de un periodo de mantenimiento y mejora de las instalaciones. Serán ocho los empleados que empiecen, siete pertenecientes a la plantilla de la antigua Aeropoxy, si bien el compromiso de la nueva firma es ir aumentando los contratos, en los que se valorará la experiencia de los operarios de la única fábrica de aeronáutica de la provincia de Jaén.

Soler Barnaus ha mostrado su plena confianza en el proyecto, si bien ha reconocido que la crisis sanitaria derivada del coronavirus ha modificado su estrategia debido al «bache» que atraviesa el sector de la aeronáutica, tanto desde el punto de vista comercial como militar. En cualquier caso, en Composites Linares 2020 reina el optimismo, al igual que en el sindicato Comisiones Obreras, cuyo responsable en Industria ha mostrado su «satisfacción» por la apuesta del grupo inversor, después de la «mala experiencia» vivida con la anterior propiedad, Innovative Industrial International, que abocó a la planta a su liquidación y al despido de sus 25 trabajadores.

Fotos: José Antonio Díaz Martínez y Javier Esturillo

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

spot_img

Artículos Relacionados

Síguenos en Redes Sociales

2,300FansLike
21SeguidoresSeguir
1,170SuscriptoresSuscribirte

Últimas Publicaciones