Commedia dell’Arte

«Perdóname esta carta. A cualquier otra mujer que no fueses tú, hoy no le hubiera escrito y me hubiese acostado a dormir la mona, que falta me hace. Pero yo te adoro y para mí eres más que Dios y el Espíritu Santo. No quiero disimular que estoy… bien, que estoy borracho perdido. No es la primera vez y, si Dios quiere, tampoco ha de ser la última. Tú todavía no te imaginas lo que en mi vida representas. Yo me cago en mi padre, pero soy capaz de matar a quien no reconozca que eres la mujer más perfecta de la tierra».

Así escribía Camilo José Cela a Rosario Conde, quien, tras cuatro décadas de matrimonio recargándole las estilográficas, vería por televisión en casa de una hermana cómo su aún marido celebraba el merecido Nobel marcándose un pasodoble ante el rey Carlos Gustavo de Suecia, amarrado a la cintura de Marina Castaño, una joven locutora que resultó ser más que Dios, el Espíritu Santo y la mujer más perfecta de la tierra juntos. No se lo reprochen: cuando el joven Camilo escribió aquella carta, Marina aún no había nacido.

No fue recargando estilográficas sino tejiendo un hilo de oro y traicionando a su reino y familia que Ariadna creyó ganarse el corazón de Teseo, a quien ayudó a matar a su medio hermano, el príncipe monstruo bastardo devorador de carne humana bautizado como Minotauro, esto con el único objeto de huir de Creta con él para vivir el amor definitivo.

Y huyeron, ella más contenta que Rose en la proa del Titanic viendo cómo el amor se abría paso a través de la inmensidad del oleaje cuando, en una parada que hicieron en la isla de Naxos, él aprovechó una siestecita de ella para tomar las de Villadiego e irse con la bella Egle.

Según unos mitos, Ariadna se ahorcó y según otros se casó con Dionisio (Baco si preferís la mitología romana). Para entendernos, que se dio al bebercio. No se lo reprochen: que el amor de tu vida te deje abandonada en una playa mientras duermes es para buscar el chiringuito más cercano y pedir la lista entera de chupitos, como poco.

Una mañana de 1968 María Callas descubre abriendo el periódico que el amor de su vida, Aristóteles Onassis, se va a casar con Jackie Kennedy. Él añade un trofeo a su colección de divas, ella pierde la voz y se encierra en su apartamento parisino hasta que en 1975 se entera del fallecimiento del magnate y se deja morir a su vez. No se lo reprochen: cuando el nudo en la garganta no se encuentra en una cuerda atada externamente es aún más difícil de desatar.

Sin embargo no todas las historias de amor terminan mal: desde 1962 hasta su muerte en 1995, François Mitterrand vive entregado, obsesionado y torturado por su amor secreto con Anne Pingeot.

Ella sufrirá durante treinta años el ser la luz del hombre, François, a la sombra del personaje, Mitterrand. “¡Y qué sentido del humor! Para mí era irresistible. Y el gusto por las palabras, todo eso era un placer cotidiano. Traté de dejarle, muchas veces, pero nadie conseguía ser tan interesante como él. Nadie era tan fascinante.

Entiendan, el Mago Merlin, el flautista de Hamelin, era difícil escapar. No podía dejarlo. No podía.” Las más de mil cartas de François a Anne reflejan devoción absoluta hacia la persona a la que al mismo tiempo condena al ostracismo por exigencias del (su) guión.

El cuarentón enamorado de la veinteañera (“Bendigo tu cara, amada mía, en la que leo lo que será mi vida. Nunca más habrá noche absoluta para mí. Te llamas Anne y te quiero”) escribirá, ya octogenario y desahuciado, a una sesentona “Has sido la suerte de mi vida. ¿Cómo no amarte cada vez más?”.

Anne, Nannon-Animour,-pato a la naranja amarga-mujer-niña-flor-fruto-bello sol, acudirá al funeral a velar a François. Su esposa y personalidades galas harán los honores a Mitterrand. No reprochen nada a nadie: a menudo los papeles se van improvisando a medida que avanza la obra.

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Artículos Relacionados

Un octubre sin precedentes catapulta el turismo en Baños

El municipio recibe 2.273 visitas hasta el 15 de este mes, de las que 1.815 se registraron solo durante el puente del Pilar El turismo...

Reportaje | Enseñar a emprender en las aulas

Los institutos Reyes de España e Himilce participan el II Campeonato Provincial de Emprendimiento Empresa con Clase, que impulsa la Diputación con Japuana En junio...

El Ayuntamiento de Linares abre el plazo para participar en la designación de los Reyes Magos

Del mismo modo, este lunes queda abierto el plazo para inscribirse en la cesión de Carrozas para la Cabalgata 2022 El Ayuntamiento de Linares ha...

Síguenos en Redes Sociales

1,948FansLike
2,570SeguidoresSeguir

Últimas Publicaciones