Aumento de robos en el campo, vinculado en buena parte a la mejora de la cotización del aceite de oliva

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha informado del incremento de los robos en el campo registrado durante la última campaña de recolección de la aceituna, “un aumento que la Guardia Civil vincula en buena parte a la mejora de la cotización del aceite de oliva producida durante los últimos meses”.

Así lo ha señalado durante la rueda de prensa en la que, junto al teniente coronel jefe de la Comandancia, Francisco José Lozano, ha dado a conocer, los resultados del dispositivo especial de seguridad que, cada año, se establece con motivo de esta actividad agrícola. “El precio del aceite de oliva ha superado ampliamente en esta campaña los tres euros y medio por kilo, por lo que la aceituna se ha convertido en un producto muy codiciado por los ladrones. Por ello, incluso, este año se ha detectado una mayor actividad de bandas organizadas especializadas en los robos en el campo”, ha aclarado.

Declaraciones de Catalina Madueño. Subdelegada del Gobierno en Jaén

Catalina Madueño ha felicitado a la Comandancia de la Guardia Civil en su labor de prevención y vigilancia durante el dispositivo establecido durante la recolección de la aceituna, en la que se denunciaron 102 delitos relacionados con las labores agrícolas del olivar. “Es importante destacar el alto grado de esclarecimiento conseguido por los agentes, ya que 49 personas (7 detenidas y 41 investigadas) han sido puestas a disposición de la Justicia por estos hechos. Se han llevado a cabo dos grandes operaciones que permitieron desarticular sendos grupos organizados que, presuntamente, han desarrollado una importante actividad delictiva en los últimos meses”, ha señalado la subdelegada.

En la última campaña de recolección, la cantidad de aceituna sustraída en la provincia de Jaén ha registrado un aumento del 40 por ciento. Así, se denunció el robo de 203.961 kilos de aceituna, frente a los 121.371 del ejercicio 2020/2021. No obstante, los agentes de la Guardia Civil consiguieron recuperar 46.730 kilos, lo que representa el 22,9 por ciento del total. “En líneas generales, a priori, podría parecer que los resultados no son buenos. Sin embargo, hay que contextualizar los datos y hacer un análisis más profundo de estas estadísticas, comparándolas con otros años anteriores, en los que el aceite de oliva se cotizaba en estos parámetros”, ha analizado Madueño.

Así, la subdelegada ha recordado que, en la campaña 2015/2016, el precio medio de este producto estaba en los 3,1 euros. “En ese ejercicio, se produjeron 275 robos en los campos de la provincia de Jaén, con un volumen de aceituna sustraída que superó los 560.000 kilos, es decir, más del doble que este año tanto en denuncias como en kilos. Algo similar ocurrió en la campaña 2016/2017”, ha aclarado la subdelegada, citando el informe presentado por la Comandancia de Jaén. “Este año, con unos precios del aceite muy por encima de los que había en años anteriores, este producto ha vuelto a ser muy codiciado por los amigos de lo ajeno. Cuando el aceite se paga bien, tiene un efecto llamada por los delincuentes especializados en los robos en el campo”, ha asegurado para añadir: “El dispositivo de seguridad que la Guardia Civil establece y que está muy consolidado en nuestra provincia ha evitado que el aumento de los robos sea mayor”.

El dispositivo de seguridad diseñado por la Comandancia de Jaén comenzó en el mes de noviembre de 2021 y estuvo compuesto por unos 1.050 agentes de la Guardia Civil, “que han trabajado hasta finales del mes de marzo en este despliegue específico”. En concreto, se realizaron labores de prevención con presencia activa en el campo y en las almazaras, e igualmente, se efectuó un trabajo de investigación a través de las unidades de policía judicial, del Seprona y de los equipos específicos ROCA. Al respecto, también hubo apoyos puntuales del escuadrón de caballería y del servicio aéreo.

Los agentes controlaron las fábricas y los puestos móviles de compra, los tajos, las vías de comunicación, así como los cortijos y los lugares donde se establecen los jornaleros mediante la verificación de personas, vehículos y documentación. También ha sido relevante la coordinación y el intercambio de información con los puestos y unidades de las provincias limítrofes de Granada, Córdoba y Ciudad Real.

La subdelegada ha señalado “la labor preventiva, pero también la investigación de los robos denunciados, lo que ha permitido recuperar casi un 23 por ciento de la aceituna sustraída y, sobre todo, llevar ante la Justicia a 49 personas acusadas de estos delitos”. “Se trata de un amplio porcentaje de esclarecimiento”, ha dicho. Catalina Madueño, además, ha puesto de manifiesto que las pesquisas de la Guardia Civil han permitido culminar dos operaciones que desarticularon sendos grupos organizados dedicados a los robos de aceituna y que actuaban principalmente en las provincias de Jaén (en la comarca de Cazorla), Granada, Córdoba y Ciudad Real.

En una de esas investigaciones, según ha explicado el teniente coronel, se detectó una almazara del municipio de la provincia de Granada en la que, presuntamente, se introducía la aceituna que robaba uno de estas bandas: “Se ha encontrado una disfunción en los libros contables de 225.430 kilogramos de aceituna, es decir, una mercancía que no se sabe bien de dónde procede y que se está investigando”, ha dicho la subdelegada.

Catalina Madueño ha agradecido la colaboración de los agricultores para evitar los robos. “Cada vez hay más canales de comunicación abiertos con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Es importante que nos ayuden y que adviertan a los agentes de cualquier movimiento sospechoso que se produzca en el campo», ha insistido.

Al hilo, ha resaltado el aumento de los servicios de la Guardia Civil encaminados al ámbito rural y al conocimiento de la demarcación. En este sentido, ha destacado de forma positiva la implicación de las organizaciones agrarias y de los propios empresarios agrícolas.

Uno de los aspectos que sigue preocupando es el hecho de que casi el 37 por ciento de la aceituna sustraída en la anterior campaña había sido ya recolectada y estaba depositada en remolques, en sacos o en los propios mantones que se quedan en el campo al finalizar la jornada laboral y que no son llevados a la almazara. En concreto, y según los datos facilitados por la Guardia Civil, 74.344 de los 203.961 kilos aceituna robada en la anterior campaña ya habían sido recogidos. “No se pueden dar facilidades a los ladrones. Es una cuestión que se produce año tras año y que, en esta campaña, se ha incrementado. Tenemos que seguir trabajando en este sentido”, ha concluido.

Por otro lado, la Comandancia de Jaén y la Inspección Provincial de Trabajo han realizado 155 controles en tajos o lugares de recolección de aceituna, para vigilar la situación administrativa de los trabajadores. Se han identificado a 704 empleados, de los que 264 eran extranjeros. De ellos, 9 se encontraban en situación irregular, por lo que se procedió a su detención.

Deja tu comentario en este artículo

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

spot_img

Artículos Relacionados

Síguenos en Redes Sociales

2,300FansLike
21SeguidoresSeguir
1,330SuscriptoresSuscribirte

Últimas Publicaciones