A los trabajadores de El Corte Inglés y Zara

Tenía claro que mi artículo, en el que cada semana trato de aportar mi opinión sobre los asuntos de la actualidad local, giraría en torno al anuncio del cierre del gran centro comercial en Linares. Tristemente ha sido la noticia de esta semana y sobre ello se han escrito ya ríos de tinta. Noticias, opiniones, columnas, reportajes… Todos ellos, reflejando la crudeza de esta situación a la que no podemos ponerle paliativos.

Sin embargo, hoy mi artículo va dedicado especialmente a vosotros y vosotras. A quienes en estos últimos días habéis recibido la fría llamada de ‘la empresa’ para deciros, seguramente, aquello de que «se agradecen vuestros servicios pero que debido a las circunstancias actuales hay que hacer unos ajustes».

Hoy me quiero acordar de los que sois la cara amable de estas dos firmas, a los que habéis ‘currado’ durante años para atender a Linares y toda la comarca en este sector. Pero, de manera genérica, quiero hacer extensivo este reconocimiento a todos aquellos pequeños autónomos, comerciantes y hosteleros que habéis tenido que bajar la persiana por no poder soportar esta debacle.

Desde que se conoció el anuncio hemos visto como se han sucedido las muestras de apoyo tanto en la calle como, de forma virtual, en las redes. Linares está demostrando nuevamente el carácter reivindicativo que siempre ha tenido para reclamar lo que le pertenece por derecho propio. Queremos futuro y prosperidad .

La ciudad está luchando por evitar su ‘muerte’ exigiendo soluciones que debían haber llegado mucho antes por parte de las administraciones. Yo también me sumo, cómo no, a esas consignas. “Linares no se muere”, “Linares no se rinde”, “Yo creo en Linares”. Soy consciente de que ahora hay poco consuelo para los que son afectados directamente, pero quiero mandaros desde aquí un mensaje claro y sencillo: estamos con vosotros.

Deja tu comentario en este artículo

  1. Con gran tristeza y dolor vivimos estos días con las noticias que nos llegan de Linares. Cuánta ilusión pusimos para alcanzar aquel objetivo que se empeñó el alcalde de Linares Juan Fernández. Y se logró. El corazón de Linares, el comercio de Linares, aquella campaña donde nos propusimos renacer de nuestras capacidades. Yo apuesto por recuperar el espíritu marcado en 1995 que dio sus frutos en pocos años, campañas de Navidad, resurgir del comercio, declaraciones de interés turístico de nuestra Semana Santa… Y mucho trabajo para lograr objetivos. Un abrazo a mis paisanos y amigos. Manuel Muñoz Rojo.

DEJA TU COMENTARIO

Por favor introduce un comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

spot_img

Artículos Relacionados

Síguenos en Redes Sociales

2,300FansLike
21SeguidoresSeguir
1,470SuscriptoresSuscribirte

Últimas Publicaciones